¿Los test de ovulación pueden predecir un embarazo?

Os comentaba en este post que corre el rumor que los test de ovulación pueden predecir un embarazo antes que un test de embarazo. Y, como todo, he querido experimentarlo por mí misma y contaros si esto es verdad, o no, con mis propias conclusiones. Pero siempre hay que tener en cuenta que esto no es una verdad universal.

¿Cuál es la teoría?

Parece ser que la hormona LH (liberada durante la ovulación) se parece molecularmente muchísimo a la hormona hCg (segregada durante el embarazo) y, por tanto, la hormona hCg puede ser confundida por los test de ovulación como hormonas LH y, al ser más sensibles, detectar el embarazo antes que un test de embarazo.

Esto no es así en todas las mujeres, ni con todos los tests. Por lo que esta teoría hay que cogerla con pinzas. Conozco una mujer a quien los test de ovulación no le detectó la ovulación, pero sí le detectó el embarazo. Me sorprendí mucho cuando me lo contó, pero no me parece increíble. Cada mujer somos un mundo.

También sé que hay mujeres a quienes el test de ovulación no le detectó el embarazo. Así que no podemos tomar esto como una ciencia cierta, sólo como una posibilidad. Y la única manera de averiguarlo, es experimentarlo por nosotras mismas.

¿Cómo ha sido mi experiencia?

He tenido varios meses de búsqueda. Y poco a poco pues fui tomando una dinámica. Ya no me hacía test de ovulación para detectar la ovulación y en el último ciclo incluso tuve mis síntomas físicos habituales de ovulación. Aunque después del aborto, no los había tenido desde hacía meses. También debo contaros que ese ciclo ocurrió cuando estaba prevista la Fecha Probable de Parto de mi estrellita y tenía los ánimos al respecto muy revueltos, como os contaba en este post o en este otro.

De todas formas, con un rayito de esperanza (y sabiendo que saldría negativo de todas formas porque era muy pronto), el día de Reyes me hice un test de embarazo. Había ovulado el 1 de enero, estaba en el día 20 del ciclo. Si todo fuera bien, estaría apenas en la semana de implantación. Aquello era imposible que saliera positivo aunque lo estuviera. Y así fue, un bonito blanco nuclear que se pulió la mitad de ese rayo de esperanza.

De todas formas, el 8 de enero por la noche sentí un enorme pinchazo en el vientre. Recuerdo perfectamente que estaba fregando platos mientras veía una serie en el iPad. Tuve que parar tres minutos para soportar el dolor y enseguida pensé: “si este mes me quedo embarazada, se está implantando justo ahora”. Pero no me lo quise creer, cosas de ser pesimista positiva.

Como todos los meses, la semana después de ovular empezaba a hacerme todas las mañanas test de ovulación para verificar si predecían el embarazo. Así que justo me lo había hecho el 8 de enero por la mañana. Salió negativo, era el día 22 del ciclo. Y, como siempre, tiré la tira del test. Esa noche tuve el pinchazo y al día siguiente me hice otro test de ovulación, también salió negativo, y también tiré la tira del test. Aquello no estaba funcionando…

¿Los test de ovulación pueden predecir un embarazo?

Día 24 del ciclo, 10 de enero del calendario (3 semanas y 2 días). Me hago un test de ovulación y… ¡sale positivo! Enseguida me hice un test de embarazo, no me lo podía creer, ¿estaba embarazada? Como anteriormente, usé un test de embarazo de alta sensibilidad. Bueno, pues si lo ponías en luz natural, pero no directa, en una inclinación de 45º respecto a la ventana, entrecerrando los ojos y poniendo mucha intención, ¡¡se veía el positivo!!

Creo que podéis deducir vosotros mismos cómo ha ido la evolución de los tests con la siguiente imagen:

test de ovulación pueden predecir un embarazo

Os he puesto la imagen original, pero os subo también una imagen modificada digitalmente para que podáis apreciar un poco mejor las diferencias. Espero que os resulte también útil:

test de ovulación pueden predecir un embarazo

Una pequeña aclaración, las tiras verdes son los test de ovulación y las tiras azules son los test de embarazo. Los he puesto cronológicamente, aunque el primer día, con los nervios, puse la fecha del revés. Creo que se aprecia muy bien cómo los test de ovulación van oscureciendo cada día y los test de embarazo va apareciendo la línea poco a poco.

Finalmente, el 18 de enero me repetí la prueba de embarazo. Después de ver líneas en los tests de embarazo tan claras y sufrir un aborto, necesitaba ver una evidencia de que aquello iba bien. Y salió tan oscura como la línea de control.

Conclusión

En mi caso y con esas tiras puedo confirmar que un test de ovulación puede predecir un embarazo. Pero no sé qué habría ocurrido con otras tiras de ovulación. O qué ocurrirá con esas mismas tiras, pero en otra mujer. De todas formas, os dejo los enlaces de Amazon (afiliados) por si queréis adquirir esas mismas tiras y tener vuestra propia experiencia:

Tests de Ovulación (pack de 50 tiras)

Tests de Embarazo (pack de 10 tiras)

Y contadme en los comentarios, ¿os animáis a probar? ¿Lo habéis probado? ¿Os ha funcionado?

Test de Helecho a fondo

Hace mucho tiempo, os contaba AQUÍ mi experiencia con la Prueba de Helecho justo cuando me había quedado embarazada del que por entonces era Futuro Bebé. Con el embarazo, el nacimiento, la lactancia y el tiempo, fui dejando poco a poco la prueba definitiva para demostrar si el test de helecho funciona o no. Pero hoy vengo a rescatarlo y a daros mi opinión.

¿Qué es el Test de Helecho?

Os lo cuento también rápidamente en ese post, pero os lo vuelvo a contar por si lo puedo dejar un poco más claro. Es un test de ovulación basado en la saliva. Las diferentes etapas de un ciclo en la mujer tienen diversas consecuencias físicas que se pueden medir de varias formas. Una es el Test de Ovulación más conocido y del que os redacto mi experiencia AQUÍ.

Pero otra forma de medirlo es porque la ovulación produce un aumento en la cantidad de estrógeno y ésta, a su vez, provoca una mayor salinidad en la saliva que se puede detectar fácilmente. Poniendo una gota de saliva seca bajo el microscopio se pueden ver la cristalización de la saliva en forma de helechos.

¿Es fiable el Test de Helechos?

Como todo, depende de cada mujer. Conozco casos en los que los tests de ovulación por orina no detectan la ovulación de la mujer, esto no quiere decir que no haya habido ovulación. Y hay casos en los que una mujer puede tener más estrógenos durante todo su ciclo y no detectar el aumento durante la ovulación, por tanto el test de helechos no sería fiable. Pero en general, sí es algo fiable.

¿Qué ventajas tiene el Test de Helechos?

Lo bueno que tiene es que es reutilizable. Lo compras una vez y puedes usarlo tantas veces como necesites a lo largo de tu vida. Depende de la marca, aseguran una durabilidad mayor o menor. Dado que se trata de un microscopio portátil, se puede arañar y no dar resultados.

Cosa que, por ejemplo, me pasó a mí. El Fertilcontrol que me tocó en el sorteo que os comento en el post anterior, cuando volví a intentar usarlo, sin haberlo movido de sitio en 3 años y sin haberlo manipulado, tratando de guardarlo como se indica, cuando lo volví a coger, estaba totalmente arañado. Os lo enseñé en esta foto de Instagram:

Así que me tuve que comprar uno de mi propio bolsillo.

¿Cómo puedo interpretar el Test de Helecho?

La interpretación es bastante sencilla. Si sólo hay líneas y puntos, no hay helechos, por tanto no ha habido aumento de estrógenos y todavía no está cerca la ovulación. Si empieza a verse helechos, la ovulación podría producirse en breve y sería buen momento para iniciar las relaciones. Y cuando se ven muchos helechos, entonces estamos en esos días, ¡¡a fabricar bebés!!

Mi Experiencia con el Test de Helecho

Igual que la vez anterior, el primer ciclo que lo probé, no conseguí ningún resultado. No había helechos por ninguna parte, aunque el test de ovulación sí había dado positivo. Supuse que algo no estaba haciendo bien, así que decidí darle otra oportunidad al mes siguiente.

Te recomiendan usar una gota algo generosa, sin pasarte, y preferiblemente de debajo de la lengua. Además, no debes usar la primera saliva de la mañana y dejar 2 horas después de la última comida o bebida para usarlo (sí, ni agua). No ponerla con los dedos ni con la lengua y quitarle las burbujitas. Yo empezaba a sospechar que el error estaba ahí, no conseguía poner bien la saliva, que en sí misma requería de una ciencia infusa importante. ¿Qué es una gota generosa, pero no demasiado? Yo intenté cubrir todo el microscopio, pero siempre sin que fuera una gota excesivamente gorda. Y aún así, no me funcionaba. Hasta que un día me cabreé y eché una gota generosa de verdad, con la lengua, sin burbujitas, de debajo de la lengua y, en lugar de esperar los 20 minutos que te recomiendan para que se cristalice (se seque), esperé 3 horas. Pero así, sí pude ver helechos.

Aquí no se ven helechos, sólo puntitos. Era el día 13 del ciclo, la ovulación estaba realmente muy cerca si no estaba ocurriendo ya. Y así lo decía también el test de ovulación.

Por la tarde, volví a poner una gota de debajo de la lengua usando la lengua en el microscopio…

En los bordes se aprecia la formación de unas líneas. ¿Conseguís verlas? En la parte de arriba. Empieza a haber unos pequeños helechos. La ovulación estaba en camino…

Día 14 del ciclo, cuando suelo tener la ovulación normalmente. Como podéis ver, en casi el centro, se aprecia perfectamente la formación de helechos. Y así también lo confirmaba el test de ovulación:

Y al día siguiente, el día 15, era muy obvio que había helechos, como se puede ver en este test. Todo estaba lleno de helechos casi por todas partes, aunque resultaba bastante difícil enfocarlo con el móvil.

Y el test de ovulación también daba un positivo todavía bastante claro:

Conclusión

Puedo confirmar que el Test de Helecho funciona en mi caso. Pero, sinceramente, no me lo habría comprado sabiendo lo que sé ahora. No es un test económico, a pesar de que se puede reutilizar y demás. Como curiosidad para probar, es algo caro. Al precio al que están las tiras de ovulación en tiendas como Amazon (enlace afiliado), no lo dudaría y compraría, por ejemplo, este pack de 50 Test de ovulación (LH) Core Tests 25 mlU/ml 3 mm (es el que me compré yo y, después de varias pruebas en otras cosas que también os enseñaré, me sobraron y todo).

PD: En el podcast hay sorpresa final. Prometo que ha sido totalmente improvisado.

Visita al Especialista. Endocrino VII

He perdido la cuenta de las veces que he ido al endocrino desde que tengo este blog. ¿Por qué sigo yendo? Pues como os contaba y trato de recordar siempre para mujeres que están en búsqueda… Una vez, hace muchísimo tiempo, me detectaron hipotiroidismo subclínico. No requirió de tratamiento ni dieta especial ni nada, sólo control rutinario y al año y medio ya dejé de tener hipotiroidismo, por lo que casi me olvido que alguna vez lo tuve.

En el embarazo de Niño Fúturo resurgió y la bronca de la endocrino por no haber acudido antes de su búsqueda fue monumental. Así que, para ahorrar esa bronca a toda futura madre, siempre trato de recordar que antes de una búsqueda deberemos acudir a este especialista. Incluso antes de ir a un ginecólogo.

En esta ocasión he acudido porque como os contaba AQUÍ, tengo un exceso de peso importante y quería controlarlo antes de renovar la búsqueda de mi Bebé Arco Iris. Así que he ido a la revisión de los resultados.

No me explayo más, pero es que la visita fue tan corta que estáis tardando más en leer hasta ahora que lo que estuve dentro. Me saludó, revisó mi analítica, dijo que todo estaba bien, me pasó la siguiente analítica para dentro de dos meses y adiós.

No me pesó, no me preguntó cómo estaba llevando la dieta… Sólo me preguntó si ya estaba embarazada. Me preguntó por mi regla, le dije que se me había adelantado casi una semana. Metió datos en el ordenador y me dijo que todo estaba bien.

Salí corriendo… recordemos que tengo cierta fobia a la bata blanca y acudir sola a los médicos me bloquea. Así que no le dije lo del peso tampoco, no le pregunté cosas que no entendía de la analítica ni le pedí permiso para embarazarme. Me fui y punto.

Buscando un Embarazo: cosas que debes saber

Normalmente la gente no busca cosas hasta que se ha quedado embarazada, o lo que encuentra es excesivamente específico y pierdes un poco el concepto de búsqueda. También los hay que nunca buscan, si no que se lo encuentran. En cualquier caso, me gustaría ayudar a alguien que está buscando un embarazo a aclararse con las cosas con las que tiene que tener cuidado. Os voy a contar las cosas que me habría gustado que me dijeran antes de buscar o durante la búsqueda.

Antes de buscar un embarazo

  • Ve al médico

Ya lo sé, no crees que sea importante hasta que te quedas embarazada, ¡pero todo lo contrario! Te mandará una analítica de sangre para ver el estado general de salud y comprobará si estás correctamente inmunizada contra ciertos virus que podrían ser letales para tu bebé durante el embarazo (rubeola o varicela, por ejemplo. Y te vacunará si no lo estás). Esto se llama analítica preconcepcional.

Muy importante. Si en algún momento de tu vida has tenido problemas con la tiroides, aunque ya se haya solucionado, aunque haya sido muy leve y muy poco tiempo, antes de buscar un embarazo deberás acudir a un endocrino. Si no, recibes una bronca monumental.

  • Toma Ácido Fólico

Si vas al médico, ya te lo dirá él. Pero si no, porque te cae mal y sólo quieres verlo lo justo y lo necesario, pregunta a tu farmacéutico. El Ácido Fólico es bastante importante en la primera etapa de la gestación. Te lo venden como suplemento alimenticio en las farmacias, pero lo tienes en todas las verduras de hoja verde. Previene las patologías del tubo neural.

Buscando un embarazo

  • Alimentación

De esto puedo hablar largo y tendido. Os dejo este podcast (segunda parte) que hice en su día hablando sobre ello. Pero ya te aviso que deberás actuar como si ya estuvieras embarazada. Es decir, debes evitar los siguientes alimentos:

  1. Quesos Blandos (sólo se salvan los quesos hechos con leche pasteurizada)
  2. Atún, Pez Espada, Tiburón (limitar su consumo. Por la cantidad de mercurio que contienen)
  3. Carnes crudas (a menos que en la analítica salga que has superado la toxoplasmosis)
  4. Embutidos sin cocinar (¡Adiós Jamón! ¡Hasta luego Fuet! Lo puedes congelar 2 días a -20ºC y comerlo)
  5. Infusiones y tés (si quieres más info, busca en internet, pero especial cuidado con el hinojo)
  6. Café (limitar su consumo)
  7. Lavar muy bien las verduras (esto también es por la toxoplasmosis)
  8. Pescado crudo (¡Adiós Sushi!)

Por supuesto debemos abandonar el consumo, por muy poco habitual que sea, del alcohol y del tabaco. Por un lado es malo para el bebé y por otro lado puede causar muchos daños incluso durante el embarazo, además de dificultar la fecundación.

  • Medicinas

Pues igual que en el punto anterior, en cuanto sabemos que ovulamos debemos tener mucho cuidado con los medicamentos que tomamos. Hay que olvidarse de muchísimos, pero uno de los más habituales que deben evitarse es el ibuprofeno. Durante el embarazo, el único analgésico permitido es el paracetamol.

  • Vibraciones y burbujas

La verdad es que no supe cómo llamar esta categoría, pero toda actividad que requiera vibraciones o burbujas por la zona pélvica deben evitarse. Entre ello está montar en moto, spa, jacuzzi, vibradores, etc. Ojo, es como todo, tampoco hay que ser una radical cuando todavía no se está embarazada, pero sí que conviene consultarlo. Cuando me quedé embarazada y lo consulté con mi ginecóloga, me dijo que no lo tenía prohibido, pero sí que debía intentar evitarlo.

Otras curiosidades

A ver, esto no es que haya que evitarlo o hacerlo, pero sí me gusta mencionarlo por las veces que yo lo he hecho. Por ejemplo usar tests de ovulación para saber cuándo tener relaciones efectivas que provoquen el embarazo. O la prueba de helecho, de la que me gustaría volver a hablar pronto. También hay aplicaciones como Womanlog u Ovuview (que han cambiado desde que las reseñé y tengo que escribir sobre ellas de nuevo) para ayudar a controlar los ciclos menstruales. Hay muchas más.

Por cierto, no os preocupéis ni por el tatuaje, ni por la lactancia de un hermano mayor durante el embarazo. Tenéis más info en los enlaces que os facilito.

En cualquier caso, ante la duda, acudir al profesional sanitario. Ya sea médico de cabecera, médico de familia, matrona, ginecólogo… pero no fiarte de las cosas que encuentras por internet (aunque a veces, son más fiables).

Buscando un embarazo