Visita al Especialista. Endocrino VII

He perdido la cuenta de las veces que he ido al endocrino desde que tengo este blog. ¿Por qué sigo yendo? Pues como os contaba y trato de recordar siempre para mujeres que están en búsqueda… Una vez, hace muchísimo tiempo, me detectaron hipotiroidismo subclínico. No requirió de tratamiento ni dieta especial ni nada, sólo control rutinario y al año y medio ya dejé de tener hipotiroidismo, por lo que casi me olvido que alguna vez lo tuve.

En el embarazo de Niño Fúturo resurgió y la bronca de la endocrino por no haber acudido antes de su búsqueda fue monumental. Así que, para ahorrar esa bronca a toda futura madre, siempre trato de recordar que antes de una búsqueda deberemos acudir a este especialista. Incluso antes de ir a un ginecólogo.

En esta ocasión he acudido porque como os contaba AQUÍ, tengo un exceso de peso importante y quería controlarlo antes de renovar la búsqueda de mi Bebé Arco Iris. Así que he ido a la revisión de los resultados.

No me explayo más, pero es que la visita fue tan corta que estáis tardando más en leer hasta ahora que lo que estuve dentro. Me saludó, revisó mi analítica, dijo que todo estaba bien, me pasó la siguiente analítica para dentro de dos meses y adiós.

No me pesó, no me preguntó cómo estaba llevando la dieta… Sólo me preguntó si ya estaba embarazada. Me preguntó por mi regla, le dije que se me había adelantado casi una semana. Metió datos en el ordenador y me dijo que todo estaba bien.

Salí corriendo… recordemos que tengo cierta fobia a la bata blanca y acudir sola a los médicos me bloquea. Así que no le dije lo del peso tampoco, no le pregunté cosas que no entendía de la analítica ni le pedí permiso para embarazarme. Me fui y punto.

Métodos de Prevención del Embarazo. Experiencia

¿Como evitar un embarazo? Es algo que te puede aclarar cualquier médico, amigo, matrona, ginecólogo, etc. que se precie. Siempre te van a contar los pros y los contras de cada uno de ellos y no se meten en las vivencias personales de cada uno. Aquí quiero contar todos los que he probado, más o menos ortodoxos, y qué sensaciones pueden aportar a cualquiera que se decida probar uno de ellos.

He puesto métodos de prevención del embarazo y no he escrito métodos anticonceptivos porque algunos no lo son. Los métodos anticonceptivos son barreras explícitas a quedarte embarazada, mientras que también hay métodos que evitan un posible embarazo pero no la concepción si se produce el coito. Quiero aclarar que los métodos anticonceptivos son de tipo médico o, más bien, farmacéutico. Mientras que los métodos de prevención de los que voy a hablar no requieren ninguna compra (aunque los hay también de dudosa fiabilidad).

Os prometo que no voy a ser explícita en el post, aunque me gustaría serlo… Creo que hay que naturalizar el sexo a partir de ciertas edades y olvidarnos del tabú que hay alrededor. El tabú ha causado que tengamos tantas inseguridades a ese respecto y muchas personas se pierdan una experiencia muy satisfactoria. Estoy convencida de que el tabú ha creado ciertos trastornos sexuales que no tendríamos si pudiéramos hablar abiertamente de las intimidades. No voy a ser explícita porque no controlo el público que entra y no quisiera herir sensibilidades a menores de 18 años.

Métodos Anticonceptivos

Píldora Anticonceptiva de Baja Hormona: Me fue muy bien. Es la píldora sin descanso, que las últimas 4 pastillas son de placebo. Pero te las tomas por rutina para no olvidarlas. Lo único es que a los dos años de tomarlas, me causaron un spotting incesante. No dejaba de manchar del principio de un ciclo a otro y pasaron unos dos meses y medio hasta que me dijeron la causa. No recuerdo el nombre técnico, pero según me explicaron, la píldora era de demasiada baja hormona para mí, necesitaba una cantidad de hornomas más fuertes.

Píldora Anticonceptiva Normal: Es la que requiere una semana de descanso antes de tomar el siguiente ciclo. Papá Fúturo notó la diferencia de ánimo al poquito, yo tardé en darme cuenta cómo de profunda estaba siendo la depresión. Cada vez iba más en aumento hasta que se convirtió en algo absurdo e insufrible.

Anillo Vaginal: Es lo mismo que la píldora anticonceptiva, es decir, un combo de hormonas, que te colocas tú misma en el orificio de la vagina y te lo quitas a las 3 semanas. Puedes quitártelo hasta 3 horas al día si molesta durante las relaciones. Mi experiencia es que es más cómodo que la píldora porque no tienes que estar atenta a si te la has tomado o no te la has tomado en la hora en la que has establecido tomártela. Pero en nuestro caso, en algunas ocasiones, sí interfería durante la relación. Nos molestaba y me la he tenido que quitar alguna vez. Pero al final, también empezaron a causarme depresión.

Preservativos: Nos pasamos a los métodos de “barrera” que se llaman también. Sinceramente, para la mujer es lo más práctico y limpio que puede haber, independientemente de que evita el embarazo. No guarrineas las sábanas ni tienes que tener el papel higiénico a mano. Para mí fue la revolución… pero al sector masculino no le proporciona el mismo placer. Lo que sí he notado es que también rompe un poco el ambiente. Estás con los preliminares tan a gustito y de repente tienes que parar e ir a buscar el preservativo, sacarlo de su envoltorio, ponerlo… para cuando tal, se te ha pasado el super calentón y casi tienes que volver a empezar con los preliminares (pero obviamente, pasas).

DIU: Se considera otro método de “barrera”, pero hoy en día hay de diferentes tipos. El de toda la vida es el Dispositivo Intra Uterino (DIU) de cobre. Me comentó mi ginecóloga que no me lo recomienda porque aumenta los sangrados y está indicado para mujeres que tienen poco o casi nada de sangrado, pero para las que tenemos matanzas de Texas, mejor uno de hormona.

En cuanto a los DIU de hormonas, hay de diferentes tipos. Normalmente aguantan 5 años, pero como a mí las hormonas me provocan depresión, nos hemos ido a un DIU de Baja Hormona, que aguanta un máximo de 3 años. Mi experiencia con el DIU la podéis encontrar siguiendo los posts de ESTE ENLACE. En resument: lo adoro, no he tenido ningún problema, he podido disfrutar de no tener depresión y jamás me ha causado más molestias que algún desarreglo hormonal por la combinación de hormonas del DIU y Lactancia Materna.

Métodos de Prevención del Embarazo

Método Ojino: La verdad es que no lo he probado, pero creía importante mencionarlo porque sí conozco experiencias de personas a quienes les ha funcionado muy bien. Este método no usa ningún anticonceptivo, ni de hormona, ni de barrera. Hay que conocer el ciclo muy bien (hay apps que ayudan y se pueden configurar para evitar el embarazo) y se trata de no tener relaciones los días en los que es probable tener un embarazo.

Para este método tenemos que tener presente que el óvulo tiene un ciclo de fecundación aproximado de 1 día y el espermatozoide de 3 días. Si somos puntuales (y debemos tener en cuenta que esto es relativo siempre), tenemos que evitar tener relaciones 3 o 4 días antes de la ovulación (aproximadamente el día 14 después del primer día de la menstruación) y 1 o 2 días después de la ovulación. Aprovecho para recordar que las probabilidades para quedarse embarazadas buscando un embarazo y sin ningún problema de fertilidad son del 20%, ¿pero quién se quiere arriesgar?

Un dato curioso por si no lo sabíais. La ovulación en realidad ocurre 14 días antes del primer día de la siguiente menstruación, pero como esto es difícil de calcular porque todavía no ha ocurrido, tenemos que hacer unos cálculos aproximados si nuestro ciclo es regular.

¿Qué pasa con quienes no tienen ciclos regulares? ¡¡Una auténtica tómbola!!

Marcha Atrás: Su eficacia está comprobada que no funciona. Pero sí, yo he practicado la marcha atrás. Se trata de disfrutar de la penetración y provocar la eyaculación fuera de la mujer. Para esto, es el hombre quien tiene que conocer su ciclo muy bien y deberá tener en cuenta que hay mini eyaculaciones involuntarias. No recomiendo su uso, pero considero importante hablar de ello. Bajo mi experiencia, también corta el rollo bastante, en el momento más “divertido” de todos… tienes que recurrir a otros juegos. Aunque si lo combinas con uno de los siguientes, puede seguir siendo divertido.

Masturbación: Normalmente la masturbación la consideramos como para uno mismo, pero os aseguro que también es muy divertida cuando se masturba a la pareja. Depende de la pareja, a veces esto se queda recluido únicamente al juego preliminar, pero también es divertido que sea el juego principal.

Sexo Oral: (Como he prometido no ser explícita, no os lo voy a describir) Me voy a limitar a hablar sobre mi experiencia. Es de los métodos de prevención de embarazo que me parecen más divertidos. Me encanta practicarlo. Depende del momento me gusta más darlo yo o recibirlo. Lo recomiendo tanto como juego preliminar como también para juego principal. Combinado con otros métodos u otros placeres puede ser increíblemente divertido.

Sexo Anal: Quizás sea sobre el que más difícil me cueste escribir. Al principio no me generaba placer. Por suerte tengo una pareja muy comprensiva y paciente y ha sabido llevarme a este terreno poquito a poco. En las ocasiones en las que sufría molestias por el sexo anal, enseguida cambiábamos de juego. De esta manera, poquito a poco y tras un año de practicarlo de vez en cuando, ¡¡consigo disfrutarlo plenamente!! Hemos usado también plug anales para ayudar a que cada vez la dilatación sea más placentera. Ha sido un proceso muy lento, no hay que marcarse un objetivo. ¡Cada mujer es un mundo! Tengo amigas que han disfrutado de ello desde la primera vez, pero no ha sido mi caso.

Lo que quiero decir con ello es quien quiere, también puede disfrutar de ello. Explorar el propio límite, tener paciencia, hacerlo con cuidado y con seguridad. La higiene anal antes de practicarlo es muy importante. Incluso dilatar con plugs anales puede ser beneficioso, siempre con cuidado y seguridad.

Cualquier duda, por favor, no olvides consultar a tu matrona, médico de cabecera, ginecólogo, etc.

Visita al Especialista. Endocrino – Control de Peso

Como ya os conté en los sentimientos que tengo por una nuena búsqueda después del aborto, mi peso se me ha descontrolado. Quiero comenzar una nueva búsqueda lo más sana posible y dado que he tenido problemas de Tiroides con mi embarazo, pues he ido a la endocrino para ayudarme con el control de peso.

Ya había intentado controlar mi nutrición, como os contaba en este post. Pero me resulta difícil seguir una dieta, la verdad. Es más, mi dieta no ha cambiado. No como en grandes cantidades, procuro evitar las cosas insanas. Os dejo el post en el que hablo sobre Preparados y Productos para que sepáis de lo que hablo.

La visita en el Endocrino

Después de dos horas de espera, una por haber llegado demasiado temprano y otra por lo atrasado que iban las citas, me atiende la endocrino. Le cuento que había tenido un aborto y le presenté la analítica que me mandó para las 4 semanas de embarazo. Las revisó y concluyó que la dosis de eutirox que me recetó era la correcta.

Me preguntó si la sigo tomando, le comenté que sí. Que iba porque había cogido 10 kilos después del aborto sin haber cambiado la dieta ni mis hábitos de vida y que me gustaría tener una nueva búsqueda, pero después de controlar el peso.

Me pidió que me subiera a la báscula. Ésta marcó 84,4 kgs y cuando se lo dije, miró con esa cara de “Uffff, es demasiado”. Hasta ahí me había dado a entender sin decírmelo que podría buscar sin problemas (vamos, que no sabía porqué había acudido).

Debo decir que es bastante amable, aunque siempre tiene cara de borde.

Conclusión en el Control de Peso

Después de aclararme que debía perder peso mejor antes de la búsqueda, me dijo que haríamos una dieta estricta. Lo primero que me dijo de ella es que no podía comer ensalada, ni verdura, ni un montón de cosas que me dijo a partir de las seis de la tarde. Que sólo podía comer proteína después de las seis. También que la intención es bajar la cantidad de carbohidratos que consuma.

Me chocó mucho con respecto a las instrucciones saludables de nutrición que había recibido con anterioridad. Contradice bastante a las recomendaciones de la OMS, así de primeras. Pero luego, cuando me la facilitó en papel, me he dado cuenta que hay cosas que tienen proteínas y no son carne.

La dieta que me mandó se llama “disociada”. Hay mucha información al respecto en internet si buscáis “Dieta Disociada” en un buscador. Por suerte las indicaciones son bastante fáciles de seguir.

Próxima Visita

Me ha puesto un mes de plazo. Dentro de 3 semanas deberé hacerme la analítica que me ha facilitado. Con bastante más cosas que de costumbre. Normalmente sólo me la hace de tiroides, pero en esta ocasión me la ha hecho un poco general. Y dentro de un mes, volveré para ver cómo ha ido ese Control de Peso.

Después de la visita no he podido evitar preguntar a un nutricionista de referencia que tengo su opinión sobre la Dieta Disociada y me la facilitó. Podéis leerla AQUÍ.

Así que bueno, me encuentro con contraindicaciones sobre la misma dieta. Pienso que sólo lo haré un mes, dado que seguir una nutrición sana y equilibrada no me ha ayudado a bajar de peso y lo necesito antes de una búsqueda.

Mis Emociones antes de la Búsqueda del Arco Iris

Siempre he sido yo quien ha tirado, empujado y hostigado “el carro” para convertirnos en padres. Tenemos que partir de esto para entender ahora todas las emociones que se me agolpan al pensar en darle un hermano a Niño Fúturo. He insistido mucho, de muchas maneras, para traer al mundo descendencia. Me inventaba mil razones por los que no nos podíamos dormir en los laureles.

Y llegó la pérdida… cuando Futurito Bebé se nos fue.

Cómo son las cosas ahora

Pues la verdad… se me han quitado todas las ganas de tirar, empujar y hostigar. Sigo queriendo tener más hijos y, preferiblemente, lo antes posible. Pero ya no soy quien pone los motivos, las razones ni las insistencias.

Veo que mi barriga crece. Seguramente sea un efecto psicosomático, pero cuando me miro al espejo… tiene el tamaño que debería tener si el embarazo siguiera adelante. Para mí es un dolorcito en el corazón, pero no me dejo achacar por ello. Estoy engordando, bastante… bueno, mucho.

Antes Papá Fúturo ponía el freno. Siempre “inventaba” una razón para atrasar la búsqueda. Sigue con esa mecánica… Pero esta vez es él quien decide, quien tira un poco. Está mentalizado que para fin de año estaré embarazada y no estamos buscando. Me exige que pierda peso (por mi propia salud y es lógico) antes de la búsqueda.

Pero… quiero perder peso por mi propia salud, pero no para una búsqueda. Quiero hacerlo por mi familia, quiero hacerlo por el bienestar de todos y cada uno de sus miembros. Por los que están, por los que podrían haber estado y por los que estarán. Lo quiero hacer “por”, no “para”.

Cómo haré las cosas

Pues, la verdad. Después de esta gran… “enseñanza”, creo que mantendré la búsqueda en secreto. O quizás no. Las hormonas son muy traicioneras conmigo y no puedo predecir el ánimo que tendré.

Escribiré todas las fases y, como siempre, las publicaré. Pero quizás no en las fechas en las que estaban ocurriendo. Todavía no lo sé, pero quizás… sólo quizás, sabréis de mi nuevo embarazo en el tiempo estándar de 12 semanas. Pero no por ello no escribiré en el blog.

Pensar en una nueva búsqueda me hace sentir con cierta animadversión. Animada por las nuevas y fantásticas vivencias que tendrá la familia. Adversión… por todo lo sufrido y lo sentido. Esa incertidumbre, candente, de que pudiera volver a pasar. Esa certeza de que ya ha pasado una vez y que has sufrido como no te esperabas sufrir.

Visita al Especialista. Endocrino

Ayer tenía visita con el endocrino para revisar la analítica de sangre que me hice el mes pasado. Fue muy rápida, detectó hipotiroidismo subclínico de nuevo, me preguntó sobre la idea de quedarme embarazada y me recetó eutirox.

Entré acobardada y no pude preguntar todas las dudas que me surgieron antes y ahora sobre el significado de mi analítica. Por ejemplo, si no tuviera intención de quedarme embarazada próximamente, ¿me habría recetado el eutirox?

Esto me recuerda de nuevo avisar a quienes tienen intención de tener un embarazo y han sufrido en algún momento de su vida hipotiroidismo sublínico, aunque haya sido sin tratamiento y a pesar de haber desaparecido, la importancia de visitar a un endocrino antes de la búsqueda de ese embarazo. Os lo cuento también AQUÍ.

¿Para cuándo el segundo?

La gente ya me lo empieza a preguntar, los que me conocen poco y apenas intentan hacerlo ya empiezan a soltar esa pequeña pregunta que mata por dentro a cualquiera que desea ser madre…

¿Para cuándo el segundo?

Mi respuesta interior para gente que, como ya he dicho, ni siquiera intenta conocerme me la tengo que comer: “¿A ti qué te importa?”. Pero no soy persona de faltar al respeto de nadie aunque me lo estén faltando a mí.

En mi familia están siendo momentos de una salud dudosa. Papá Fúturo tiene que ir a revisión con el especialista en columna. Y estamos temblando… Bebé Fúturo sigue con las revisiones en el Otorrino. Y yo… de eso no quiero hablar en público, es delicado.

Por éstas y otras muchas razones, mi búsqueda del segundo en esta ocasión la voy a llevar en secreto. Seguiré escribiendo posts sobre la evolución y todo ello, porque una de las cosas que tiene mi blog es un pequeño archivo personal sobre lo que  me ocurre. Pero no se publicarán hasta que lo decida aunque estarán publicadas en el día que se han escrito. Por lo que será un blog útil a partir del nacimiento del segundo.

Perdonadme, pero no encuentro fuerzas en esta ocasión para que mi segundo embarazo sea público. Ni siquiera en mi ámbito laboral, tengo un ferviente deseo de una discreción descomunal. No estoy embarazada (por si algún compañero me estuviera leyendo), pero si lo estuviera, tampoco lo voy a decir.

#RetoMes Junio/Julio

Seguro que más de una y de uno estaba esperando el momento del… ¡¡SIGUIENTE RETO!! Pues no ha tenido que esperar mucho, porque ganas de retarnos no nos faltan. Eso sí, en esta ocasión nos hemos organizado un poquito mejor y hemos tomado una serie de decisiones para que estos retos no aparezcan repentinamente de la nada sin casi tiempo para realizarlo. Por lo de aquí en adelante se imponen las siguientes normas:

  1. Un reto cada mes, de ahí el hashtag: #RetoMes
  2. Existen categoría de organizadores y participantes. Uno de los organizadores es el que propone el reto y también al organizador que propone reto el siguiente mes.
  3. Todos pueden participar, tanto como organizadores o como participantes.
  4. El participante que quiera convertirse en organizador sólo tiene que hacérselo saber a uno de los organizadores. Si sólo quieres ser participantes, incluyes tu post en el Carnaval de Enlaces con el reto.
  5. El organizador crea el Carnaval de Enlaces para gestionar a los participantes.
  6. El reto se propone la primera semana del mes y se participa la última semana del mes.
  7. Los organizadores deberán publicar un post en sus respectivos blogs para anunciar el #RetoMes

Como os podéis figurar, en esta ocasión tenemos excepción, dado que ya ha pasado la media del mes. Por lo que tenéis hasta final de julio para realizar el #RetoMes de junio/julio.

Este mes vamos a realizar un DIY… ¿Te estás preguntando qué es eso? Pues las siglas vienen del inglés: “Do It Yourself” = Hazlo Tú Mismo… y consiste en realizar algo desde cero. Desde álbumes de fotos (que entran en la categoría scrapbook), hasta ropa, juguetes, etc. Como se acerca el verano, habrá que hacer un DIY con la temática del verano y será obligatorio utilizar goma eva y/o fieltro en lo que hagamos.

¿Preparado para el reto? Listos y… ¡¡ya!!

Os recuerdo que tenéis para realizar un DIY del verano hasta el 28 al 31 de julio, donde podréis incluirlo en el carnaval de enlaces: AQUÍ (se abrirá automáticamente los días acordados). Y recuerda añadir tu Linky, configúralo AQUÍ.

Y la organizadora a la que encargo hacer el #RetoMes Agosto es a… DíasDe48Horas, por obligarme a hacer este post, jajaja.

#FotoFinde XVIII

Normas y Manual del #FotoFinde AQUÍ

#FotoFinde XVIII

Como ya sabéis, ha sido un fin de semana de emociones muy fuertes, pero la verdad es que el mejor momento de todos ha sido estar de relax en la piscina recién reabierta un año más con AmigaM, que se quedó todo el fin de semana en casita para pasar el finde. Hablamos de muchas cosas y entre ellas lo ocurrido el sábado por la tarde.

Prometo daros más detalles llegado el momento, que no me quiero adelantar a los acontecimientos.

Consigue el Linky

Día 36

Muchos ya sabéis a lo que me refiero cuando lo voy poniendo en las redes sociales como un pequeño toque de desahogo ante los nervios que me produce el paso del tiempo. Más de una me alienta alabando mi santa paciencia ante la espera de que Futuro Papá reaccione al paso de los días.

Pero debo decir que no me pide un imposible. Sólo quiere que tenga el suficiente autocontrol como para que hacerme un test no sea obligatorio para que aparezca la regla, como ya ha pasado en dos ocasiones anteriores. Y quiero respetar su decisión (aunque él sabe cuánto me cuesta…).

Y para quien todavía no sepa de qué estamos hablando… Es el día del ciclo en el que estoy. Hace 36 días comenzó mi último ciclo y todavía sigo esperando que aparezca el siguiente. Quien me sigue sabe que todavía no hemos comenzado a buscar, así que sería una sorpresa absoluta que un test diera positivo, pero tampoco es imposible.

En la consulta anterior (la del martes pasado AQUÍ), la doctora nos dió indicaciones básicas a seguir cuando empezáramos a buscar bebé (no para hacerlo, sino para confirmarlo). Nos contó que, dada mis circunstancias hormonales, un ciclo normal para mí es desde el día 20 hasta el día 35, después de eso, nos recomendaba esperar una semana de falta para realizar el test de embarazo.

Y aquí las interpretaciones creo que son un poco libres… ¿Una semana desde la falta “normal” de la persona? Dado que el ciclo anterior era de 30 días, ¿el día 30 es el día normal? ¿O se refiere a una semana después del día 35, que se considera un ciclo regular todavía? No lo sé, pero para no rayarme, le dejaré tomar esta decisión a Futuro Papá.

Sé que os dejo con las expectativas de qué podrá ser o dejará de ser… ¡más las sufro yo! Os diré algo en cuanto lo sepa, prometido.

Nancy y Kiddy Mini Model

Yo no sé vosotras, pero la verdad es que cuando era pequeña todo el mundo muñecas giraba en torno a la Barbie y a la Nancy. Yo prefería esta última, por parecerse más a mí (en su momento, ahora con 29 no creáis que tengamos mucho en común). La verdad es que no tuve nunca ninguna, ¡pero me habría gustado!

Hoy vengo a hablaros de la promoción que hace Nancy con Kiddy Mini Model, una chica que a sus sorprendentes 9 años ya se ha convertido en toda una diseñadora pop. Es algo que no se ve todos los días y aquí debo confesar que trabajo en ese mundillo. Esta niña apunta maneras. Si queréis ir descubriendo sus fascinantes diseños pasaros por su página, seguro que algo os sorprenderá.

En esta ocasión nos ofrecen la oportunidad de llevarnos un precioso conjunto de vestido para nuestra Nancy y nuestra hija, ¡para que siempre vayan conjuntadas! Pero antes, deberéis elegir entre estos tres modelos:

PicsArt_1402609816216

Se hace difícil, ¿verdad?

¿Y quieres saber cómo llevártelos? Pues la verdad es que este diagrama nos lo deja muy clarito, ¿verdad? Lo único que tendría que recordaros que podéis votar hasta el 29 de junio 2014, a partir de entonces se cierran las votaciones y sólo quedará esperar al ganador.

740x274_FAN_v3

Para participar, deberéis darle a “Me gusta” en la página Facebook de Nancy: AQUÍ con vuestro perfil de Facebook. Una vez hecho este paso, deberéis pasaros por AQUÍ para poder dejar vuestro voto.

800x743-3_v2

Y para no meter presión, aquí os dejo dicho que el post con más comentarios tendrá la oportunidad de llevarse el vestido más votado… ¡¡Y SORTEAR UNO EN SU BLOG!! Así que animaros, no sólo a participar en su votación (donde también se sortean los vestidos) sino a comentarme, ¡así aumentan vuestras posibilidades! Eso sí, esto sólo es hasta el 25 de junio 2014.

Contadme un poco, ¿vosotras habéis tenido Nancy? ¿Os gusta esta promoción? ¿Habríais elegido otros colores? ¿Os podéis creer que una niña de 9 años ya esté diseñando ropa?