Visitas a Urgencias: Metrorragia y Aborto

Todo comenzó el sábado a las 3 de la madrugada. Niño Fúturo reclamaba un poco de cariño por la noche y fui a su habitación para ver si había perdido su bibi de agua o si había tenido una pesadilla. Dos minutos después de un abrazo, un beso y tumbarme en el sillón de al lado se quedó tranquilo y se volvió a dormir. Aproveché para ir al servicio que me lo pedía el cuerpo… y vi sangre.

Ya estábamos concienciados y prevenidos, podría tener un aborto natural en cualquier momento y seguramente ése era el comienzo y siguiendo las pautas marcadas por mi ginecóloga, debía esperar a terminar de sangrar para acudir a urgencias y confirmar el diagnóstico.

No tuve dolor en ningún momento, lo cual me escamaba un poco. El sábado estuve sangrando todo el día pequeñas manchas de sangre. Hasta que por la tarde salió un coágulo que yo creía que era grande. Así que lo asumí, ya había acabado todo. Pero seguía sangrando, así que decidimos esperar a la mañana siguiente para acudir a urgencias.

El domingo por la mañana acudimos a urgencias ya con las ideas bastante claras y sólo para revisar si todo estaba bien. Cuando entro por fin a consulta y me puso en el potro nos llevamos una grandísima sorpresa. ¡Había salido el hematoma, pero se veía perfectamente embrión (cosa que no se veía antes) y estaba agarrado! Yo no me lo podía creer, ¡había esperanza! Con todo lo que me habían dicho antes, era increíble. Parecía que simplemente todo evolucionaba más lento. En lugar de estar de 8 semanas según mi FUR, estaba de 5 semanas. Pero todo iba… a su ritmo. A seguir tal y como estaba, con reposo relativo, progesterona y todos los demás medicamentos.

Fuimos a casa de Abuelos Fúturos (Niño Fúturo había dormido esa noche allí) y esperamos a que se despertara de la siesta. De repente tengo dolor en la tripa y me quedo tumbada en el sofá esperando, de repente el dolor se hacía cada vez más fuerte. Fui al servicio y ahí salía sangre y más sangre y coágulos que eran realmente grandes. El dolor seguía aumentando y sólo pude decir una cosa: “llévame al hospital”.

En el hospital me atendieron enseguida (tenía una mala cara que nadie me quitaba los ojos de encima), una vez con la ginecóloga y revisando mi historial, me puso en el potro. Me puso el espéculo y el dolor era realmente insoportable. Tuvo que venir Papá Fúturo a susurrarme en el oído para dejarles trabajar. Después pusieron el ecógrafo y… el embrión estaba dentro, pero ya situado cerca del cuello del útero, que había dilatado lo suficiente para que saliera. Estaba desprendido y a punto de salir.

Ya no había opción, lo único que podían hacer por mí era aliviarme el dolor y ayudarme a producir el aborto. Preferiblemente en el hospital para estar controlada. Me ofrecieron ponerme oxitocina allí mismo y esperar. Me llevaron a una Sala de Observación, me pincharon enantyum y oxitocina. Se me fue aliviando el dolor… y tocaba esperar.

De vez en cuando entraban para preguntar cómo progresaba la cosa y observar cómo iba lo que me habían pinchado. Todo iba bien, ya no me dolía mucho. De vez en cuando sentía contracciones, pero eran muy controlables. Al final, hasta sentía salir sangre (me lo preguntaban mucho).

Cuando la medicación terminó de administrarse, me quitaron los tubos y me pidieron que caminara por la habitación. Era una habitación muy amplia y ahí estuve unos diez o veinte minutos caminando. Papá Fúturo y yo hicimos planes para la noche y hasta bailamos durante dos segundos unos pasos de valls. El tiempo pasaba y no había novedades.

Me llevaron de nuevo a la consulta de ginecología, esta vez me tocó otra ginecóloga. Pero los pasos fueron los mismos. Poner el espéculo, revisar el cuello y poner el ecógrafo. Cuando me puso el espéculo me dolió mucho, menos que en la exploración anterior, pero mucho. En una de éstas le comenté que es que había sufrido de vaginismo y fue muy comprensiva y lo bajó un poco para que no me hiciera daño. Enseguida sentí un gran alivio y ella… metió unas pinzas. No me explicó nada, pero la vi meter unas pinzas y sacar algo. ¡Quería que me explicaran! Pero no fui capaz de pedir que me contaran lo que estaban haciendo.

Me puso el ecógrafo… y ahí seguía mi embrión. A punto de salir, pero no llegaba. Así que los pasos a seguir ahora era ponerme la pastilla y dejar que la cosa evolucione en casa.

Me puso las cuatro pastillas, me dijo más o menos cómo evolucionaría la cosa. Básicamente que tendría dolores como los que he tenido antes de ir. Podía tomarme medicación para aliviar el dolor, incluso me recetó enantyum. Saldría sangre, mucha sangre. Y que tendría que ir dentro de una semana a revisión para ver hacerme una ecografía.

A veces pienso y repienso cosas que podría haber hecho para evitarlo. Pero sólo sirve para producirme un dolor emocional irreparable. Lo que ha pasado es lo que tenía que pasar y, aunque el sentimiento de culpabilidad es el más natural del ser humano, debemos enfocarnos en que hemos hecho todo lo que estaba en nuestra mano. Buscar un ritual que mejor enfoque la superación de nuestros sentimientos y compartir nuestras penas con personas que nos comprendan. Pero esto es posible que os lo cuente en otro post…

#SorteoMamifutura2017

Si seguís a Mamifutura desde hace tiempo, sabéis y os habréis dado cuenta que he cambiado de imagen. Ya no tanto de avatar, si no la web ya es distinta. Todo tiene un motivo: ¡me he independizado de WordPress.com!

Todavía hay muchas cosas que irán evolucionando… He creado mi Podcast (más info: AQUÍ), y hay más cosas en los que poco a poco Mamifutura se transformará (o eso espero).

También quería celebrar mi embarazo, pero las circunstancias hacen que esté todavía pendiente de confirmar si sigue adelante o no, por lo que prefiero celebrar mi cambio.

Y nada mejor que un Sorteo, con invitados tan especiales como No Sin Mis Patucos y Nación Podcast. Os voy a presentar los premios, porque me parecen super encantadores. Podréis participar en uno, en otro o en ambos:

No Sin Mis Patucos nos trae esta preciosa ranita de color verde para un bebé afortunado. Está hecha a mano en algodón y es ideal para estos tiempos que tenemos ahora. ¡¡La quiero hasta para mí!! Por favor, pasaros por su página de Etsy para ver los magníficos productos que realiza con tantísimo cariño: AQUÍ. ¡Me compraría la tienda entera!

(Aprovecho y os cuento que le compré un gorro personalizado que cubría toda la cabeza y, de verdad, de las mejores compras que he realizado)

Quienes desean optar por este premio deberán seguir a No Sin Mis Patucos en sus diferentes redes sociales, además de cumplir el resto de las bases del sorteo:

Este premio se envía a España. Si eres de otro país, puedes facilitar la dirección postal de un conocido en España para que te haga llegar el premio.

Y, ahora que el Podcast ha llegado a mi vida y a la de mucha gente, ¡hazte un curso de podcast de calidad! Yo hice el curso de Nación Podcast y, la verdad, no está pagado todo lo que se aprende en él. Apenas uso un 40% de lo aprendido.

Quienes desean optar por este premio deberán seguir a Sunne en sus diferentes redes sociales, además de cumplir el resto de las bases del sorteo:

Bases del Sorteo

Deberás seguir también las redes sociales de Mamifutura:

Rellenar ESTE FORMULARIO para validar tu participación.

Otra condición es compartir este post en alguna red social de forma pública, cuanta más redes sociales compartas, más participaciones tienes para ganar el sorteo. Se permite una publicación por cada red social al día y deberás cumplimentar el formulario cada día para validar la participación facilitando el enlace de la publicación.

Como he cambiado la página de Facebook hace poco y ahora mismo sólo la siguen los más fieles y quiero darle ventajas a los más fieles de este rinconcito, ¡¡todos los que ya sigan el Facebook de Mamifutura antes de la publicación de este sorteo tienen una participación extra automáticamente!!

Para compartir en Instagram, os facilito esta imagen para compartir. En todas las redes sociales se usará el hashtag: #SorteoMamifutura2017 en la publicación que participa en el sorteo.

Apuntarte a la Newsletter es opcional (está en la barra lateral derecha), pero también aumenta la participación. Y si ya estás apuntada, tienes participación extra.

Apuntarte al Canal de Telegram del Podcast de Mamifutura (AQUÍ) también da participación extra. Igual que el haber estado apuntado en el canal da otra participación extra más.

El sorteo estará abierto hasta el domingo, 4 de junio 2017 a las 23:59 hora Madrid. El ganador (o la ganadora) se notificará en esta misma entrada a lo largo de la semana siguiente y por las redes sociales. También será avisado por correo electrónico. Si no reclama en una semana su premio, será sorteado de nuevo.

El ganador será seleccionado a través de la plataforma Sortea2 o similar de forma aleatoria. Podréis ver el sorteo en un stories de Instagram el día que lo realice (indefinido todavía).

Visita al Ginecólogo en la Semana 8 – Vía Pública

Creo que ésta va a ser el post más duro que he escrito en todo lo que va de blog…

Como ya sabéis, estaba toda nerviosa y con muchas ganas de llegar a esta cita para ver cómo ha evolucionado la cosa desde la semana anterior. Además, era mi primera cita de embarazo con el servicio público, también tenía mucha curiosidad por saber cómo se gestiona desde esta vía (sí, tengo curiosidades muy extrañas).

Fui con mi paso de hada descubriendo cómo llegar al sitio, ¡el hospital es enorme! Así que llegué algo tarde, iba muy justa de tiempo y mi paso de poquito a poco no ayudaba a recuperar el tiempo. Saqué mi numerito de turno y esperé delante de la pantalla. Iba acompañada por mi cuñada, no tenía transporte fácil para llegar. La opción de no molestar a nadie era una hora y media en bus interurbano para llegar, de todas formas, tarde. Así que aceptó cuando se lo pedí sin ningún problema.

Además, el pronóstico no era muy bueno, por lo que también prefería ir acompañada. Mi fobia a la bata blanca, aunque casi está superada, sigue vigente.

Yo llevaba, como paciente aplicada, todo mi historial ginecológico (algo amplio), mi volante de interconsulta (como me exigieron por vía telefónica) y mis últimas analíticas de sangre.

Cuando me atendió, no me pidió el volante de interconsulta. ¡Y yo preocupadísima toda la noche por si se me olvidaba! Tomó nota por vía verbal de todo mi historial (ahí tardamos rato), revisó las analíticas, tanto la citología como la analítica. Luego le pidió a la auxiliar que me tomara la tensión (117 – 83) y el peso (79.2 kgs). Y por último me invitó al potro.

Me coloqué, me pidieron que me recolocaran y me hizo la ecografía vaginal. Intenté mirar la pantalla, pero me dijo que luego me comentaría… Silencio…

Me pregunta si en la ecografía anterior hubo latido, le dije que no, y me suelta (con cierto tacto): “Tiene toda la pinta de una gestación interrumpida”. Sigue sin ver el embrión y no encuentra latido. Me dijo que no quería adelantarse tampoco a los acontecimientos y que, por si acaso, daba una semana más de margen.

Rellenó el informe en el ordenador y me dijo que con el más mínimo sangrado acudiera a urgencias y que la semana que viene, el lunes, acudiera a Urgencias con el informe que me facilitaba. Si seguía sin haber latido, se provocaría el aborto.

Todo esto me confirma lo que yo ya sabía el martes, cuando me estaba arreglando para ir a la ginecóloga. Ese coágulo que tuve en mis dedos, que observé y que, por más que quiero ser abierta de mente y pensar que pudiera ser un coágulo cualquiera, era el embrión. Tenía la forma. Lo miré un minuto y me pudo el susto. Pero la posibilidad estaba ahí, ése era Futurito Bebé. Me quedé un poco paralizada, pero algo me decía que debía decirle adiós. No lo quise pensar mucho en ese momento, pero le dije adiós y me fui corriendo a mi cita con la ginecóloga.

Y hasta aquí puedo escribir…

Semana a Semana de Futurito Bebé – 7 semanas

¿De cuántas semanas estoy?: Pues justamente hoy hago las 7 semanas + 6 días.

Tamaño de Futurito Bebé: Parece ser que ya llega al tamaño de un arándano, dan ganas de comérselo ya.

Latido de Futurito Bebé: En la ecografía que me realizaron el martes no había latido. Estaba de 7 semanas + 1 día cuando me hicieron la eco.

Ecografía de Futurito Bebé: La podéis ver AQUÍ cuando os hablo de mi visita a la ginecóloga.

Peso Ganado de Mamifutura: La báscula sigue sin funcionar…

Contorno de Barriga de Mamifutura: Pues recién medida, está a 85 cms. Por lo que está igual que la semana pasada.

Contracciones de Mamifutura: Ya sabéis que no son contracciones, pero he notado algún que otro calambre cuando ya estoy con progesterona. Concretamente ayer que salí de casa después de 4 días sin moverme casi nada.

Estado de Ánimo de Mamifutura: Preocupada y demasiado descansada. Angustiada… Cuidar de Niño Fúturo mientras tengo impuesto reposo angustia muchísimo. He llegado a tener la sensación de que dejaba morir a uno o mataba al otro.

Mejor momento de la Semana: Contárselo a los abuelos, ver el subidón de la familia por repetir la experiencia.

Cosas que echo de menos: Tener más libertad de movimientos, esto del reposo me pasa factura emocionalmente.

Esperando con ganas por parte de Mamifutura: Verlo mañana y saber que todo ha mejorado y ya no necesito reposo.

Resumen de la Semana: He podido ver a mi peque y me dijeron que necesitaba reposo por un riesgo de aborto, de ahí todo ha sido casi quedarme encerrada en casa. Teníamos pensado un viaje por la comunión de mi sobrino que hemos tenido que cancelar, pero ha sido una maravilla contarlo a los familiares y amigos más cercanos.

¿Quién se ha enterado esta semana?: Antes que nadie, mis padres, luego los padres de Papá Fúturo y unos amigos que nos estaban esperando en nuestro viaje al Sur. También en el trabajo de Papá Fúturo.

A Vista de Tripa:

Semana 07

Semana a Semana de Futurito Bebé – 6 semanas

¿De cuántas semanas estoy?: Cuando debería haber publicado este post, 6 semanas + 6 días. Voy con retraso, lo siento.

Tamaño de Futurito Bebé: Ya llega a un tamaño de garbanzo, ¡¡tengo un garbanzo en la tripita!!

Peso Ganado de Mamifutura: Aquí hemos tenido un problema bastante grave… La báscula me dice que peso 176 kgs. Debió de estropearse o algo, porque no es normal. Así que no podremos seguir con la evolución del peso hasta que le cambie la pilas o compre una nueva báscula…

Contorno de Barriga de Mamifutura: 85 cms, + 4 cms desde la semana pasada.

Contracciones de Mamifutura: No he tenido apenas calambres esta semana.

Síntomas de Mamifutura: He vuelto a tener alguna que otra mancha y he relajado el ritmo. Algún mareo cuando paseaba al Sol, pero nada preocupante, la verdad.

Antojos de Mamifutura: Pipas, me apetecía mucho comer pipas. Pero creo que era más que nada circunstancial.

Estado de Ánimo de Mamifutura: Preocupada, ¿seguirá ahí mi bebé? ¿Se lo decimos a los padres? Emocionada, ¡me muero de ganas de decírselo ya!

Mejor momento de la Semana: Pasar, de nuevo, el fin de semana en el pueblo de los abuelos. Comer barbacoas y vivir una vida auténtica de campo.

Cosas que echo de menos: Ese viernes de vino…

Esperando con ganas por parte de Mamifutura: Esa primera eco y saber que todo va bien.

Resumen de la Semana: Una semana bastante tranquila, pasó muy rápida. Sumida en rutinas que necesito reorganizar para ser más productiva, tomando decisiones para el futuro profesional.

A Vista de Tripa:
Semana 06

#AclaraLaPsoriasis

La primera vez que me topé con una persona con psoriasis fue una persona a quien me presentaron. Hablaba poco, escondía las manos, pero parecía una persona con muchas cosas que contar y que yo tenía interés en conocer porque me parecía una persona interesante.

Cuando no estuvo presente me explicaron que tenía psoriasis y que se sentía un poco inseguro con ello. No era nada contagioso, pero el tema era delicado para él.

Hablo de esto porque está activa la campaña de #AclaraLaPsoriasis donde Madresfera participa con ESTE POST, que lo explica superbien toda la campaña, la verdad y no me atrevería a decir algo que no estuviera dicho ya. Además, está este carnaval de post para que escribamos todos algo que nos haya ocurrido y que no hayamos tirado la toalla.

A mí me ha recordado a una situación que ya escribí AQUÍ. Y quiero rescatarlo para que, si lo lee alguien con psoriasis, sepa que de todo se sale. No hay nada más bello que sufrir la vida para hacernos grandes de verdad. Pásate por estos sitios y encuentra apoyo, e incluso solución, a lo que te aflige: AccionPsoriasis, Tú Cuentas Mucho.

Escucha”#AclaraLaPsoriasis – PM 18″ en Spreaker.

¿Por qué hacer la compra del supermercado online?

Hace unos tres años escribí este post. No vengo a contaros nada nuevo al respecto, pero sí afianzarlo con tres año de experiencia y de forma algo más esquematizada.

¿Qué consigues cuando haces la compra online?

  • AHORRAS TIEMPO

Ahorras muchísimo tiempo, la verdad. Por varias razones:

  1. Puedes hacerlo en horario que el supermercado no está abierto.
  2. Nada te interrumpe mientras haces la compra
  3. No pasas por pasillos en los que no necesitas comprar nada
  4. No tienes que esperar una fila en la caja
  5. Puedes hacerlo mientras haces otras actividades

Alguna vez he ido con Niño Fúturo al supermercado y la verdad es que la atención se desvía del propio hecho de comprar. También, para ir de un producto a otro tienes que pasar por unos pasillos en los que no quieres coger nada, sobre todo en las grandes superficies. Y, a veces, las filas para pasar por caja son bastante grandes o, el que va delante, tiene una compra que no termina de pasar nunca. Además, yo lo he hecho durante el trayecto de ida y vuelta del trabajo, incluso mientras trabajaba en los ratos más tranquilos. Una vez incluso tomando unas cañas en una terraza un domingo por la tarde…

  • AHORRAS DINERO

Fue de lo que más me sorprendió de la compra online, pero es verdad.

  1. Compras sólo lo que necesitas, no te distraes con compras superficiales.
  2. Puedes comparar precios de un mismo producto de un sólo vistazo
  3. Puedes organizar mejor tu presupuesto al ver el precio final antes de pagar

Al no pasar por pasillos prohibidos, la vista no se va a esos productos en los que picas sin voluntad propia. Por lo que gastas meno dinero en ello. También es mucho más fácil comparar el precio de los productos. En la misma lista que te aparece, viene el precio por unidad, por kg o por litro y es fácil elegir el que mejor se adapta a tu presupuesto. Si aún así te has pasado de lo que tenías previsto, no cuesta nada eliminar algo de la lista antes de pagar, te ahorras el aprieto de paralizar la fila para quitar productos de la cesta y el agobio de ver la cara de hastío a la cajera.

  • GANAS SALUD

Eso es algo que he descubierto después y con el tiempo. Sobre todo ahora que se valora mucho más el etiquetado y los valores nutricionales

  1. Puedes revisar el etiquetado antes de poner el producto en la cesta. Además, de forma más cómoda dado que no hay letra pequeña. Ves lo que hay, tal cual.
  2. Compras lo que tienes en la lista de la compra según el menú semanal.
  3. No cargas un peso excesivo o desequilibrado a un segundo sin ascensor.
  4. Te quitas el estrés del supermercado clásico en todas sus formas.

Una de las razones principales por las que optamos por la compra online en supermercado fue el exceso de peso, pero al ser más fácil revisar el etiquetado y los valores nutricionales de lo productos esto también ejerce una mejora en la calidad de nuestras comidas.

  • Desventajas

Pues la única desventaja que veo es que si usas el buscador, muchas veces te pone en la lista más productos que los que esperabas. Por ejemplo, cuando buscas “Huevo” también te pone en la lista el “Flan de Huevo”. Pero es un mal menor, sería comparable a pasear por pasillos que no necesitas pasar.

  • Conclusión

Creo que en resumen podemos concluir que el supermercado online nos ayuda en todas las facetas de la organización: en tener una dieta más sana, tener más tiempo y tener más dinero.

PD: Como recomendación personal sí que debo decir que los productos frescos siempre en el mercado o en establecimientos afín. La carne en la carnicería, el pan en la panadería, la fruta en la frutería, el pescado en la pescadería, etc. Nada es más sano que eso.

Escucha”¿Por qué hacer la compra del supermercado online? – PM 17″ en Spreaker.

Semana a Semana de Futurito Bebé – 5 semanas

¿De cuántas semanas estoy?: Pues estoy terminando esta quinta semana, como ya sabéis, estoy en la Semana 5 + 6 días.

Tamaño de Futurito Bebé: Parece ser que llega a semilla de sésamo.

Peso Ganado de Mamifutura: Al pesarme la báscula ha dicho que estoy en los 79.8 kgs, por lo que estoy justamente a + 1Kg.

Contorno de Barriga de Mamifutura: Ya sabéis que en realidad hoy es la primera vez que me la mido y anda por los 81 cms.

Síntomas de Mamifutura: Punzadas de tripa y manchados esporádicos. Posiblemente por la implantación.

Antojos de Mamifutura: Nunca he sido de grandes antojos y en esta ocasión no está siendo diferente.

Estado de Ánimo de Mamifutura: Alicaída, preocupada. Quizás por las noches sin dormir, quizás por ese manchado que me tiene angustiada, quizás por las hormonas, pero voy por una montaña rusa luchando contra mi propias emociones.

Mejor momento de la Semana: El Podcast en directo del viernes, compartir con la gente y que aguante mi chapa de la mañana para terminar el podcast contenta y alegre no tiene precio.

Cosas que echo de menos: Dormir, muchísimo, lo echo de menos.

Esperando con ganas por parte de Mamifutura: Saber si todo va bien, sobre todo después de ese manchado.

Resumen de la Semana: Ha sido muy corta, dado que había un gran puente y es un mes complicado, con muchas cosas pendientes.

A Vista de Tripa:

Semana 05 Final

Escucha”Semana a Semana de Futurito Bebé: 5 semanas – PM 16″ en Spreaker.